La impermeabilización de cualquier tipo de elemento como terrazas, fachadas o cubiertas realizada con posterioridad a la construcción deberá realizarse en el caso de que haya omitido en un principio dicha impermeabilización o bien porque en su momento no se realizó de una manera correcta.

Impermeabilizaciónde terrazas

La impermeabilización de terrazas no es una tarea sencilla ya que el agua puede entrar por diversos puntos y es muy complicado detectarlos en su totalidad.

Impermeabilizaciónde fachadas

Las fachadas nos aíslan de los elementos externos como lluvia, viento, etc.. y con el tiempo se deterioran, permitiendo la entrada de agua y la existencia de humedades. Los daños más habituales son grietas y fisuras que pueden llegar a afectar tanto al revestimiento como a la estructura de la vivienda.

Impermeabilizaciónde muros

La humedad en muros presenta una de los mayores y más complejos retos para su impermeabilización debido a que existen elementos de construcción involucrados en la estructura del edificio, como son sus cimientos.

 Son elementos porosos, de modo que permiten la ascensión de agua desde el terreno, produciendo una rápida degradación de la estructura.



Cerrar menú